Tu cuerpo y qué ropa usar durante el embarazo

Te has enterado que estás embarazada y seguramente te han surgido mil dudas y preocupaciones, es normal, y aunque la mayoría de ellas pueden estar enfocadas en tu bebé no debes descuidar las que están asociadas contigo.


Como los cambios que empezarás a presentar y la ropa que deberás usar, pues lo más importante es que lleves esta etapa lo más tranquila y cómodamente posible.

Durante los primeros 3 meses podrás usar la misma ropa de siempre, pero luego notarás que algunos pantalones ya no te cierran o las blusas te quedan estrechas, es por eso que hay que cambiar el closet por un rato mientras pasas por este período. Es importante que consigas prendas anchas que no te tallen por ningún lado.

Los pantalones con resortes son claves si quieres estar cómoda y si buscas que se ajusten a tu barriga y se vayan acomodando a medida que esta va creciendo. Por otro lado, trata de que tu ropa interior sea de algodón, tus senos crecerán y por ende tendrás que cambiar tus sostenes, piensa a futuro y haz una buena inversión desde ya, hay unos diseñados especialmente para la lactancia, que permiten que los abras con facilidad para cuando llegue el momento.

En cuanto al calzado te recomendamos no usar aquellos que tengan tacón, con el tiempo empezarás a retener líquido y por ende tus pies se hincharán por lo que no querrás caminar incómodamente, los zapatos bajitos con poquitos centímetros son la mejor opción. Trata de no usar medias apretadas pues puedes obstruir la circulación, lo mejor es dejar todas las partes del cuerpo lo más ligeras posible.

Esperamos que todos estos tips sean de mucha utilidad para ti, para que vivas esta experiencia de manera inolvidable.

Aquí te compartimos algunos métodos caseros de tradición que son utilizados para revelar el sexo de tu bebé. Recuerda que el único método confiable para averiguar realmente el género de tu bebé es por medio de una ecografía o prueba de sangre. Sin embargo, creemos que puede ser curioso intentar averiguarlo de esta forma y tomarlo como un juego mientras esperas los resultados reales.

El exceso de náuseas:

Dicen que si presentas constantemente este síntoma es porque probablemente esperas una niña y por el contrario si apenas sientes esto, es porque el que viene en camino es un niño.

La temperatura de tus pies:

Seguramente hayas escuchado que si sientes constantemente los pies helados es porque esperas un niño y si los sientes calientes es porque es una niña.

La forma que tiene tu pancita:

Este es uno de los métodos más hablados entre nuestras abuelas, tías y familiares pues tienden a decirnos que si tenemos una forma redonda es porque es niña, pero si la tenemos en forma de punta corresponde a un niño.

El hilo en el anillo:

Este es un truco bastante interesante, para averiguarlo solo tienes que amarrar un hilo a un anillo y pedirle a alguien que lo coloque sobre tu barriga, si este se mueve de lado a lado es porque esperas un niño y si se mueve en forma circular es una niña.

El color de tus pezones:

Existe la creencia que si tus pezones se oscurecen bastante se debe a que estás esperando un niño, si por el contrario no cambian tanto de color quiere decir que es una niña.

 

Esperamos que te diviertas tratando de averiguar el género de tu bebé, al fin y al cabo, estas son solo suposiciones pues lo más importante es esperar la confirmación del género por parte de tu médico.