LO QUE DEBES SABER TENIENDO EN CASA A UN RECIÉN NACIDO

Comienza esta nueva etapa con los mejores consejos de nutrición y crecimiento para tu bebé recién nacido.


El bebé ha llegado a casa y ya estamos pensando en cómo ser buenos padres. Muchas de las cosas que van a empezar a pasar nos pueden poner nerviosos por falta de experiencia, porque queremos lo mejor para él o porque simplemente a veces no sabemos qué se debe hacer y qué no.

Para que estén un poco más tranquilos y sepan desde ya cómo actuar, te vamos a contar acerca de algunas situaciones puntuales.

1. El cordón umbilical 

Al nacer, a tu bebé le cortan el cordón umbilical y lo que queda en su ombliguito es sujetado con una pinza mientras sana. Aunque esto no le genera dolor, ni la pinza ni el ombliguito se deben mojar hasta que sane y se caiga solo. Por eso si a veces te encargas de bañarlo, cuida que ni el agua ni el jabón le toquen esa zona.

2. Sus uñitas

Aunque las uñas de un recién nacido son muy delgadas, también son afiladas. Por eso con ayuda de un cortaúñas para bebé, puedes encargarte de cortárselas a menudo para que evites que se rasguñe o rasguñe a alguien más. El mejor momento para hacerlo es cuando está dormido, pues es cuando menos se mueve.

3. El sueño de tu bebé

Aunque ahora mismo duerme mucho durante el día y los despierta en la noche, poco a poco deben ir acostumbrándolo a los sonidos de la casa. Intenten tener una hora de ir a dormir que respeten todos los días. Más o menos a los 3 meses de edad tu bebé estará más adaptado a los horarios. También es bueno que cuando duerma durante el día lo haga junto al ruido del televisor o con música y en la noche sin ningún tipo de ruidos, pues así empezará a diferenciar la actividad del día y la paz de la noche.

4. ¿Son normales sus genitales?

Sin importar si es niño o niña, es posible que te parezca que los genitales de tu bebé se ven hinchados y rojos apenas nace. No te preocupes, es completamente normal y dejará de ser así en unos cuantos días. En las niñas puede que se presente un flujo blanco o ligeramente con sangre en las primeras semanas y también es normal, se debe a las hormonas que recibió de la mamá.

5. El aseo de sus genitales

Si tienes una niña, asegúrate de limpiarla de adelante hacia atrás cuando le cambies el pañal o la bañes para evitar que las bacterias del ano contaminen su vagina.

Si tienes un niño y este no fue circuncidado, al limpiarlo o bañarlo no le corras la piel del pene, encárgate solo de la parte exterior. 

6. ¿Qué tanto se debe abrigar un bebé?

Durante los primeros meses de vida tu bebé no habrá desarrollado su regulación de temperatura completamente, por lo mismo puede permanecer con un poco más de frío que el que tú sientas. Se recomienda abrigarlo con gorritos y una cobija sencilla, y sin exagerar, pues poco a poco irá regulando su temperatura y sentirá el mismo frío o calor que sientas tú.

7. Las mascotas en casa de un recién nacido

Si tu mascota está desparasitada y es amable con tu bebé no hay ningún problema en que convivan en la misma casa y estén cerca el uno del otro.

8. La postura del bebé

Aunque no todos los bebés son iguales, más o menos entre los 4 y 7 meses tu bebé ya podrá darse la vuelta al estar acostado y empezará a sentarse.

Nutrición de mi recién nacido

¡Por fin ha nacido tu bebé! Ahora es cuando empieza una etapa que cambiará tu vida, por eso tienes que estar preparada, y esto incluye la alimentación de tu bebé recién nacido.


Sabemos que no todos los bebés son iguales y que cada uno tiene necesidades diferentes, normalmente cada uno se regula tomando solamente lo que necesita de leche materna y esto lo pueden hacer alrededor de unas 8 veces por día. Al empezar esta etapa no es necesario crear horarios de comida, deja que el bebé coma sólo cuando lo necesite.

Podrás notar que tu bebé tiene hambre ya sea por su llanto o porque empieza a succionarse la lengua, comienza a hacer ruidos, o se lleva el puño a la boca, tenemos que aprender a identificar estas señales para darle de comer a nuestro hijo. A medida que pasa el tiempo el bebé irá creando su propia rutina de alimentación, todo es cuestión de paciencia.

No fuerces a tu bebé a comer más de lo que él quiere, cuando se sienta saciado te lo hará saber pues lo sentirás relajado en tus brazos.

Como madres debemos saber que la leche materna es la fuente de alimentación por excelencia durante los primeros 6 meses de vida, ya que tiene todos los nutrientes que nuestro pequeño necesita, lo que le permitirá crecer saludablemente, además todo lo que la compone ayuda a proteger al bebé de ciertas enfermedades mientras termina el desarrollo de su sistema inmune.

Es importante que durante este período visites regularmente al pediatra, pues, aunque el bebé no presente ningún síntoma, es importante que el pediatra evalúe que su crecimiento y desarrollo sean correctos.

Desarrollo de mi recién nacido


Lo primero que debes saber es que tu bebé acaba de salir de un lugar donde se encontraba acurrucado, por lo que notarás que durante los primeros días o quizá semanas estará en esa misma posición, esto es completamente normal, pues a medida que va pasando el tiempo su cuerpo se irá estirando poco a poco, todo es cuestión de paciencia.

Por otro lado, es bueno que sepas que apenas nace tu hijo, su visión no será clara pues tienden a nacer con cierto grado de miopía, esto es normal y transitorio, por lo que es importante que te acerques bastante a él para que te vea. Además, verás cómo sus movimientos todavía se sienten un poco bruscos, esto mientras se adapta a ese nuevo mundo que aún no conoce.

Tu pequeño empezará a mostrar reflejos como buscar tu pezón, chupar y agarrar, esto será parte importante durante sus primeros meses, puede que también intente buscar tu mirada por lo que será clave que tú se la sostengas, así irá encontrando seguridad en ti.

A medida que pasa el tiempo tu bebé comenzará a hacer ruidos para manifestar sus sentimientos, esto te llenará de emoción, síguele la corriente y respóndele con palabras suaves y tiernas. Además, también será capaz de seguir un movimiento con los ojos y en esta etapa empezará a reconocerte y sonreír. ¡Disfrútalo!

Últimos Contenidos

Imprimir

Un alimento que incluye los nutrientes necesarios para su desarrollo integral

Sabemos que la etapa de la lactancia es fundamental para nuestros pequeños, es en esta donde les brindamos la mayor cantidad de nutrientes. Encuentra más información aquí.

Cambios físicos y emocionales

Enfrentando 5 cambios que llegan con los 2 años

Ahora que empezaste a contar la edad de tu hijo en años y no en meses notarás aún más cambios, aprende cómo enfrentarte a ellos y ser la mejor guía y compañía para tu hijo.

La importancia de su uso

¿Conoces la importancia de la nutrición en esta etapa?

¿Sabías que tener una alimentación correcta y equilibrada durante el embarazo tiene un impacto en la salud de tu bebé?